Pensamientos de un bebe en el vientre de su Madre.

¿Sabían ustedes que Lo primero que se empieza a formar en los bebes es el corazón y su cerebro?, por eso muchos afirman que ellos tienen la capacidad de ver, sentir y escuchar desde muy temprano en su formación. Escuchemos el diario en la vida de un bebé  en el vientre de su mamá.

Mi primera semana.

Estoy como en una especie de piscina aunque está un poco oscuro sus aguas son tibias y tranquilas no sé que es, nadie habla conmigo supongo que soy el único de esta especie, esperaré entonces que llegue otro y me explique en donde estoy.

Semana 4.

Hoy por primera vez escuche una voz que me decía “hola bebé (supongo que ese es mi nombre) yo soy tu mamá” al parecer ese es el nombre de mi guardián, no sé porque pero al escucharlo mi corazón salto. Desde entonces mi guardián no ha parado de hablar, me cuenta todo lo que haremos y me explica cada cosa que va a hacer.

Semana 7.

Hoy tengo manitas con 5 deditos en cada uno, los he probado todos son muy ricos, pero ninguno me alimenta como el cordón de mi mama, no se entonces cual será su función, supongo que son solo para jugar. Mi mamá me habla mucho de Dios, dice que yo tengo vida gracias a Él, que nos ama y siempre está con nosotros; y que El hará que nos veamos pronto, tengo tantas ganas de conocer a Dios, pues por lo que me cuenta mi mamá tiene que ser alguien muy bueno y especial.

Semana 8.

Hoy al abrir mis ojos note que tengo piernitas, son buenas para patear, es divertido, pero al parecer a mi mama no le gusta porque siento un calor en la bolsa que me cubre y una voz que dice “bebé ya basta, pórtate bien”.

Semana 12.

Hoy aprendí a levantar mis manos, y mis pies, ya me puedo voltear y sentar, que gracioso es! Llevo todo el día jugando, pero a mi guardián…creo que no le volvió a gustar, dice que está cansada y que no la dejo dormir.

Semana 20.

Todos los días invento un juego diferente, no me aburro de jugar, pero creo que incomodo a mi mama, siempre termina cantando una dulce canción que hace que mi corazón se calme y me produce sueño, al parecer mi mama es cantante, y mi papa también, ellos dicen que es un regalo que Dios le ha dado a la familia y lo más probable es que yo también pueda cantar, me dicen que me enseñaran y que juntos cantaremos a Dios, mi mama siempre termina diciendo esta frase “Yo y mi casa serviremos a Jehová” no sé qué significa, pero definitivamente me emociona la idea de cantar para Dios.

Semana 36.

He crecido mucho de tamaño, ya casi no quepo en mi bolsa, no tengo casi espacio para nadar ni para jugar, me siento triste, aunque mi mamá parece estar muy feliz porque últimamente la escucho decir  “falta poco para verte mi bebé”, no entiendo a que se refiere, supongo que ella vendrá hasta aquí para conocerme.

Semana 38.

Sigo creciendo en tamaño, puedo sentir que mi mama esta triste y con voz preocupada me pregunta que porque ya casi no me siente mover: Mamá es que mi bolsa se encogió! Bueno, Parece que no me puede escuchar. La escucho hablar todas las noches con Dios, y le da gracias dice que  yo soy la respuesta a sus oraciones, promete que hará de mi un hombre de bien, que me instruirá en su camino y aun cuando fuere viejo no me apartare de él.

Semana 40.

Hoy ha sido un día muy extraño mi bolsa aumenta y disminuye de tamaño a cada rato, pareciera que no me quiere más allí, tengo miedo siento unas manos frías que me jalan hacia a un sitio mucho mas frió, no lo puedo soportar, no me quiero ir de mi tibia y tranquila piscina, no sé donde esta mi guardián ¿porque no hace algo para detener esto?, no la puedo escuchar, lo único que puedo hacer es gritar con todas mis fuerzas para que me encuentre, un momento, escucho esa voz, conozco esa voz, ahora la escucho más cerca, dice: “Hola bebé por fin te veo y te tengo en mis brazos, no llores mas yo soy tu mamá”, la calma ha vuelto pues mi guardián me encontró,  ya no siento frío pues sus cálidas manos se pasean sobre mí para darme calor, estoy tranquilo su voz apacigua mi temor, su rostro me parece muy hermoso siento que mi corazón vuelve a saltar como la primera vez que escuche su voz, su canto me produce un profundo sueño, creo que dormiré tranquilo pues ya me siento seguro en sus brazos, que afortunado soy en tener este guardián!.

Corona de los viejos son los nietos, Y la honra de los hijos, sus padres. Proverbios 17:6 Versión Reina Valera 1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s